Alojamientos

Encuentra la habitación para tu inolvidable estancia

Dobles

Una gran elección para unas vacaciones relajantes para familias con niños o un grupo de amigos.

Detalles

Los precios empiezan en: 120 por noche

Ver detalles


Estándar

Una habitación perfectamente equipada con impresionantes vistas

Detalles

Los precios empiezan en: 80 por noche

Ver detalles


Estudio

Diseñada en una sala de estar de concepto abierto, esta habitación es perfecta para un descanso a largo plazo

Detalles

Los precios empiezan en: 70 por noche

Ver detalles


«La noche sosegada,
en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora»

Pontones y sus aldeas son muestra de esa forma de vida que se ha quedado como olvidada en unas pocas serranías españolas, donde los serranos luchan por mantener su historia, sus raíces y costumbres. El pueblo se encuentra en el cañón que el río Segura va labrando en la piedra caliza, junto a los huertos y las frondosas nogueras que le dan frescor en el verano.

Los alrededores combinan densos pinares y pastos dedicados a los rebaños de oveja segureña, raza pequeña y adaptada al medio y cuyos corderos son reconocidos como de carne fina y exquisita. Más allá se extiende toda la Sierra de Segura, una tierra por descubrir para los que amamos la naturaleza y el ritmo tranquilo, propio de la vida en la sierra. Son 143.000 has dentro del Parque Natural para visitar, teniendo Pontones como centro para las excursiones.

Los veranos son cortos y de noches muy agradables y con las primeras tormentas, sobre septiembre u octubre, llega la temporada de las setas, de la berrea del ciervo y de la charla por la noche, mientras en las brasas se asan los nízcalos con su aceite y sal.

Pontones tiene el clima propio de su altitud y de estar en la divisoria de las aguas que van al Guadalquivir y al Segura, Atlántico y Mediterráneo; en invierno son frecuentes las nevadas y tras ellas, el cielo limpio y el aire frío y seco.

Estudios
Un lugar encantador y acogedor, ideal para parejas. Hay dos apartamentos de este tipo que se sitúan en el centro del edificio, en el primer y segundo piso. Ambos tienen balcón al río donde en invierno es habitual ver cabras montesas en la ladera de enfrente. Cada estudio tiene 30 metros cuadrados, con armario empotrado; una zona de estar con dos cómodos sillones y estufa de leña y otra zona de comedor junto a la cocina. El televisor se puede orientar hacia la cama o hacia el estar. La cocina y el baño están totalmente equipados.

Apartamentos estándar
Estos apartamentos de un dormitorio son la mejor opción para pasar varios días de descanso. Hay cinco alojamientos de este tipo, de los que tres que se sitúan en planta baja y otros dos en primera y segunda plantas. Cada uno tiene un salón-cocina, dormitorio con armario empotrado y baño. En el salón estufa de leña. Los hay con cama doble o con dos camas sencillas, y en el salón el sofá se convierte en cama doble. Uno de ellos, en planta baja está adaptado para personas con movilidad reducida-

Doble
Son apartamentos de dos dormitorios, que se sitúan en primera y segunda planta. El dormitorio principal con balcones al río y a levante y buenas vistas de la sierra; perfecto para descansar y compartir con las personas que quieres. Muy cómodos, con camas sencillas y sofá cama doble en salón. Armarios empotrados en los dormitorios, baño completo, una amplia cocina, comedor y salón con su estufa de leña; en total una superficie útil de 70 m2